Seguro de embarcaciones de recreo

Todas las embarcaciones de recreo o deportivas, incluidas las motos acuáticas, están obligadas por ley a disponer de un seguro de Responsabilidad Civil para poder navegar.

Todas las embarcaciones de recreo o deportivas, incluidas las motos acuáticas, están obligadas por ley a disponer de un seguro de Responsabilidad Civil para poder navegar.

Este seguro de embarcaciones de recreo obligatorio afecta también a las embarcaciones extranjeras que naveguen por aguas marítimas españolas.

El Real Decreto 607/1999, de 16 de abril, regula el seguro de responsabilidad civil de suscripción obligatoria para embarcaciones de recreo o deportivas.

Esta ley considera embarcación de recreo o deportiva a cualquier objeto flotante destinado a la navegación de recreo y deportiva propulsado a motor, incluyendo las motos náuticas, y aquel que, careciendo de motor, tenga una eslora superior a seis (6) metros.

Coberturas del Seguro de embarcaciones de recreo obligatorio

El seguro de embarcaciones de recreo obligatorio cubre la responsabilidad civil derivada de los daños materiales y personales a terceros, así como los perjuicios económicos consecuencia de ellos.

El seguro obligatorio también cubre los daños a buques, al puerto o a las instalaciones marítimas por colisión o abordaje y, con carácter general, todos los hechos derivados del uso de embarcaciones en las aguas marítimas españolas, así como por los esquiadores y objetos que éstas remolquen en la mar.

Existe un amplio abanico de ofertas de seguros náuticos online que pueden cubrir las necesidades de cualquier propietario de una embarcación de recreo o deportiva.

Las modalidades más básicas suelen incluir sólo las coberturas exigidas por el seguro de embarcaciones de recreo obligatorio pero la póliza puede incluir, además, otras coberturas opcionales de libre pacto entre tomador y aseguradora, teniendo la posibilidad de ampliar el ámbito y los niveles de protección.

Tomador del seguro

El Tomador del seguro de embarcaciones de recreo o deportivas será el naviero o propietario de la embarcación, aunque también puede serlo cualquier otra persona o que tenga interés en asegurar la embarcación, debiendo expresar el concepto en el que contrata.

El ámbito subjetivo del seguro de embarcaciones de recreo obligatorio abarca:

  • Los navieros o propietarios de embarcaciones de recreo o deportivas
  • Las personas debidamente autorizadas por el propietario que patroneen las mismas
  • Las personas que les secunden en su gobierno y los esquiadores que pueda arrastrar la embarcación.

Embarcaciones sin seguro

Las embarcaciones de recreo que naveguen sin estar aseguradas incurrirán en una infracción grave de acuerdo con la Ley 27/1992, de 24 de noviembre, de Puertos del estado y de la Marina Mercante. El asegurado debe llevar la póliza en su embarcación en todo momento por si es requerida por las autoridades competentes.

Compartir