El misterio manchego que se esconde detrás de Miguel de Cervantes

¿Realmente Estuvo Miguel de Cervantes en La Mancha?

Don Cristóbal Pérez Pastor, ilustre sacerdote albacentense que vivió entre 1844 y 1908, pasó su vida recorriendo todos los archivos y bibliotecas de España en busca, entre otros,  de documentos sobre Miguel de Cervantes y Saavedra, celebrado autor de El Quijote.

En su momento, Don Cristóbal ya cayó en la cuenta de que entre los documentos sobre Cervantes existentes en su tiempo no se encontraba “ni uno que estuviera fechado en territorio manchego, ni en que se de la más ligera noticia o referencia de haber estado allí el autor del Quijote”.

Además, pensó que “si Cervantes en su obra inmortal quiso censurar la viciosa administración de la capital de la Monarquía o de alguna gran ciudad y procuró despistar a sus contemporáneos poniendo la escena en un lugar de la Mancha lo consiguió sobradamente: porque van pasados cerca de tres siglos y los españoles de hoy seguimos tan despistados como los de principios del siglo XVII”.

Ignoro si desde entonces hasta ahora se ha conseguido desvelar el misterio, porque de no haberse hecho podremos decir, cuatro siglos después, que estamos igual de despistados.

Eso sí, la leyenda de que el Quijote fue escrito en la cárcel de Argamasilla de Alba, tal como dijo Mariano de Cavia, “está de cuerpo presente”.

Algo es algo….

Compartir