Aliaksei Zholner construyó este increíble órgano en miniatura a base de papel y cartón, a excepción de un lado hecho en plástico transparente para dejar ver su funcionamiento interno. Además de hacer música, lo más sorprendente de este insólito instrumento musical de viento es… de dónde viene el viento.

Compartir