Cómo aliviar los Acúfenos de manera natural

Acufeno - Tratamiento natural

Cualquier remedio casero para los Acúfenos, o tratamiento natural, pueden trabajar eficazmente sólo cuando funcionan como un componente de los Remedios Holísticos utilizados para curar el acúfeno definitivamente

No importa cuántas rodajas de piña recién cortada o cuántos brebajes de Ginkgo biloba o cohosh negro se tomen en forma diaria o mensual. Lo único cierto es que nunca se producirá ningún alivio apreciable del acúfeno por la sencilla razón de que ninguno de estos trata el trastorno en forma alguna. Lo que hacen realmente es amortiguar los síntomas del tinnitus por un tiempo corto y, tan pronto como el tratamiento provisional se retira, los síntomas se intensifican.

Los remedios holísticos para curar el acúfeno por el contrario, tratan el cuerpo como un todo, en vez de de ocuparse de los síntomas. Los síntomas son meras manifestaciones de la enfermedad y cuando esto es permanentemente enajenado del cuerpo, los síntomas terminan de forma natural.

Los remedios holísticos para curar el acúfeno van mucho más allá del nivel superficial con el fin de determinar las causas fundamentales que han creado el desorden y luego especificar el rango apropiado de medicamentos que puede incluir el cambio de los hábitos alimentarios y de ser necesario, el cambio de estilo de vida, la acupuntura, la acupresión y los aeróbicos.

Pero uno puede hacer bien al tener en cuenta que los remedios caseros, ya sea a base de hierbas o de otro modo, sólo funcionan cuando forman parte de los remedios holísticos – pocas veces por sí solos.

Acúfenos: tratamiento natural holístico

Ante esto, uno puede optar por el método holístico de tratamiento del Acúfeno, que es bastante rígido, sin dejar espacio alguno a las tonterías. Algunos fundamentos de este tratamiento implican algunos de los siguientes aspectos, además de otros:

  • Eliminar el consumo de alimentos procesados o en conserva
  • Eliminar el consumo de alimentos fritos y picantes
  • Eliminación de la carne y/o productos alimenticios a base de carne ( jamón, salchichón, tocino, salchichas, salami, carne de cerdo, res) y otras carnes exóticas.
  • Eliminación de comida rápida
  • Restringir el alcohol o bebidas a base de alcohol
  • Consumir frutas y verduras en forma regular
  • Ingesta de alimentos ricos en fibra (pan de granos integrales, alimentos orgánicos,…) y fruta seca
  • Práctica de Yoga y de ejercicios de respiración profunda. El yoga y otras técnicas de relajación, como la relajación muscular progresiva o el entrenamiento autógeno, pueden ayudar a disminuir paulatinamente la concentración en los ruidos y la tensión, aunque conviene apuntar que no tienen un efecto directo sobre los acúfenos.
  • Adoptar un estilo de vida sin estrés.
Compartir